Previas

Luego de un día donde el cuerpo y la mente están vibrantes por haber recibido tanto estímulo y data reveladora, necesitamos un refugio, especialmente ambientado para relajarnos, charlar sobre todo lo que experimentamos en la jornada y recargar energías, porque queda aún mucho por delante.